Querido Coronavirus, te has convertido en un maestro

Has llegado de manera muy intempestiva, generando mucho caos, pánico y quizá lo más difícil para todos ha sido el aislamiento. Has generado múltiples emociones, desde la más abrumadora hasta la felicidad de saber que es una oportunidad para hacer cosas nuevas, reflexionar un poco y pasar más tiempo en casa sin los corre corre del día a día.

Hay algo que me gusta de ti y es que nos ha mostrado lo vulnerables que somos

Que no somos tan egoístas al querer cuidar a los otros, que nuestros trabajos requieren nuevas alternativas, que grandes empresas por fin entendieron que hay que parar y que el dinero por unos minutos pasó a un segundo plano, entendiendo la seriedad de la tormenta que estás generando.

Sr. Coronavirus, déjame decirte que te has convertido en un maestro y aunque se generan muchos cuestionamientos de tus verdaderas intenciones, creo que también hay cosas que podemos rescatar de todo esto, porque seguro el mundo no será igual después de ti.

Gracias por frenarnos en seco, por llevarnos a la reflexión, a la reinvención. Pero, sobre todo, por llevarnos a un cambio de vida necesario para el planeta y para nosotros.

 

Luisa García

@luisafgo

 

 

 

 

 

Carolita ilustradora

Carolina Salazar

 

 

 

EXPLORA OTRAS EMOCIONES